Ruta por los Prados de Alta Montaña – De Granada
En la Sierra de Baza, la tercera más alta de Andalucía, proponemos esta ruta entre montañas con picos de más de dos mil metros de altura, hermosos prados verdes gran parte de año y pinos centenarios autóctonos. Se trata de un hermoso recorrido enmarcado dentro de los itinerarios del Proyecto Sierra de Baza.
 
El Parque Natural Sierra de Baza, forma parte de la sierra de su nombre; y, cuenta con una extensión aproximada de 52.337 hectáreas, distribuidas entre los términos municipales de Baza, Caniles, Gor, Dólar y Valle del Zalabí, del que el núcleo de población de Charches, queda comprendido en el perímetro del Parque.
 
Para disfrutar al máximo del entorno, de la grandiosidad del paisaje y la sensación de paz de estas cumbres, se recomienda evitar los días invernales, ya que la zona de alta montaña es posible que esté cubierta por las nieves y encontremos dificultades para el acceso rodado a la zona. Asimismo en verano se deben evitar las horas de más calor.
 
Esta ruta da comienzo en el Centro de Visitantes del Parque Natural Sierra de Baza. Una instalación abierto en 1999 tras finalizar las obras de acondicionamiento de la cortijada de Narváez. Se sitúa Narváez junto al Barranco de su nombre, en una de las zonas más húmedas de este Parque, rodeado por antiguos jardines adaptados a vivir en este medio serrano. Para llegar a este lugar tomaremos la pista forestal que parte del Km. 325 de la Autovía A-92, que nos llevará a este complejo.
 
Tras un recorrido de poco más de 12 km llegaremos con una dificultad media-baja a la zona de cumbres del Parque. Allí el visitante alcanzará su objetivo, una bella zona  de prados poco habitual en la alta montaña bética. Pinos silvestres, enebros y sabinas forman parte del ecosistema de este enclave de alto valor ecológico. En el camino podremos observar los diferentes cambios en la flora y fauna según las distintas altitudes: la cota de 1.390 m. en Narváez o la de 2.020 m. en los Prados del Rey.
 
Pero además de encontrar uno de los pocos reductos del bosque natural de estas características que se conservan en la región mediterránea, tendremos la oportunidad de conocer la importante actividad minera que se desarrolló hasta hace unos años, y durante siglos, en el Calar de Santa Bárbara. Durante años sus alrededores fueron explotados los yacimientos estratiformes de fluorita y galena como mineralización de plomo y hierro.
 
(Fuente: sierradebaza.org;juntadeandalucia.es)

 

¿Que hacer?