Dólmenes de Gorafe – De Granada

Dólmenes de Gorafe

Su historia y su distribución llama la atención desde el aire y al pie de los túmulos. Para verlos “in situ” el viaje, si se toma como referencia la capital, no lleva muchas horas. Hoy, que comienza el fin de semana, puede ser una buena opción comprobar de primera mano como Gorafe es el municipio que concentra el mayor número de dólmenes de España. Estas construcciones albergan siglos de historia.

Rodeados de un paisaje dispar, se encuentran unos 198 dólmenes, según el Patronato de Turismo, aunque otras fuentes elevan esta cifra hasta 240. Están distribuidos entre las diez necrópolis que rodean la localidad y que conforman en su conjunto un paisaje único.

Al echar la vista atrás, los historiadores cuentan que en la depresión natural del arroyo de Gor se asentaron a principios del V milenio numerosas poblaciones neolíticas. Sus hombres vivían en casas excavadas en las laderas y adoraban a dioses ligados a la vida y la muerte, la resurrección y la fecundidad. Por ello, enterraban a sus muertos en unas construcciones muy peculiares: los dólmenes. Unos túmulos funerarios que han llegado hasta nuestros días y que en esta zona de la provincia granadina se conservan en “buenas condiciones”. Convirtiéndose además en un legado de un gran valor.

En Gorafe, donde concentran más estructuras de este tipo en España y de las más numerosas de Europa, destaca la diversidad de estas piezas. De planta cuadrangular, poligonal, trapezoidal, pentagonal y rectangular. Para estas estructuras se utilizaron grandes piedras que son las que más llaman la atención de quien hacen algunas de las rutas señaladas. Los historiadores, este lugar es objeto de diferentes investigaciones, han buceado más en otros aspectos. En la UGR hay varias obras. En los dólmenes se han encontrado diferentes ídolos de muy distintas formas que ponen de manifiesto, como ya se ha apuntado, la creencia del hombre megalítico en dioses ligados a la vida y la muerte y la resurrección.

Las excavaciones han sacado a la luz, por otra parte, objetos como collares de cuentas de hueso, piedra, conchas y metales, pulseras, anillos, flechas de distinta tipología, cuchillos de síles, vasos cerámicos y huesos humanos.

Muchas curiosidades y una gran oportunidad de pasear por el campo rodeado de historia funeraria y de modos de vida. Eso lo saben en las administraciones granadinas y por supuesto en Gorafe. Por eso se apostó por el primer Parque Temático sobre Megalitismo de España. La administración local lleva trabajando en esta iniciativa desde 1999, que tendrá un centro de interpretación en 2008 para complementar las rutas que recorren la mayor concentración de túmulos funerarios en la península.

Según han anunciado los responsables en varias ocasiones este centro contará con un museo interactivo en el que se podrá estudiar la historia a través del uso de la tecnología. El centro de interpretación estará situado en el centro del pueblo.

Las rutas

Tras visitar este centro, el viajero podrá elegir la ruta que más le interese después de conocer los diferentes niveles de dificultad de los senderos: Majadillas, Llano de Olivares y la que transcurre por las inmediaciones de la Hoya del Conquín. Esa es una posibilidad, pero lo cierto es que para recorrer estas rutas, el viajero interesado no tendrá que esperar a que se abra el centro porque la administración ya las ha puesto en marcha y diseñado algunos recorridos, ya plasmados en folletos.

En el caso del llano de Olivares, en estos primeros metros de la ruta, según cuenta en el diseño de la misma, a mano derecha se suceden las hazas u cultivos de almendros y cereales, con algunas encinas dispersas. Al fondo de este peculiar paisaje, mirando hacia el este se «muestra el tupido bosque mediterráneo». Este debió ser el hábitat característico de la época, con el que intereactuaban los constructores de dólmenes que ahora se visitan.

Allí cazaban y conducían sus ganados por entre la floresta, aprovechando los recursos naturales que necesitaban y que el bosque cerrado ofrecía. Los ortostatos de algunos dólmenes han sido confundidos con placas mal apiladas en el borde del llano y este ha sido el fin de algunos túmulos, según explican.

La ruta Majadillas, que transcurre por un camino que bordea almendros y barrancos, es la que presenta mayor dificultad de acceso al realizarse desde el pueblo a través de senderos que ascienden bruscamente. Hay un importante desnivel topográfico. En la Hoya de Conquín -en algunos sitios aparece como Conquil- se puede disfrutar de un paisaje especial, ya que el río Gor discurre entre bloques de arenisca y calizas en un relieve pronunciado.

Los responsables del parque megalítico también está trabajando en otra ruta, que se llamará Baños de Alicún y albergará los dólmenes «más espectaculares», ya que actualmente sólo se pueden visitar un número reducido de estos túmulos funerarios de gran tamaño y valor.

Un viejo legado

Para acceder a la villa de Gorafe, el viajero debe bajar desde el altiplano hasta llegar al fondo del cañón, donde las primeras civilizaciones decidieron dejar su legado. Desde Granada hay que coger la autovía A-92 en dirección Murcia y a unos 60 Kilómetros (pasado Guadix y antes de llegar a Baza) ya hay una señal de desvío indicando el pueblo. Por la carretera comarcal a unos 12 Kilómetros se llega a este pequeño pueblo que supera escasamente los quinientos habitantes.

Unos habitantes que ahora se dedican a la agricultura, emigración temporera e intentan engancharse al tren del turismo. Y unos hombres y vecinos con una historia de antepasados muy rica. Pese a que los primeros hallazgos prehistóricos localizados en esta zona se remontan al Paleolítico Medio, hace más de 30.000 años, los investigadores creen que el conjunto megalítico de Gorafe se puede fechar hace unos 5.000 años, cuando las tribus realizaban sus enterramientos en dólmenes, tumbas colectivas construidas con grandes bloques de piedra.

Gorafe es sin duda cuna histórica y sus enterramientos la han situado en un lugar destacado en los libros de historia. Ahora las autoridades quieren seguir incrementando su valor y han solicitado que junto a otras localidades andaluzas que albergan dólmenes, sea declarada Patrimonio Europeo por la Unesco.

¿Que hacer?

Rutas Nuevas