Pueblo situado en las inmediaciones del embalse de Iznájar, del que ofrece impresionantes paisajes. Marcado por una trajedia, este pueblo anteriormente situado en las faldas de la montaña, quedó sepultado a mediados del siglo pasado por el desprendimiento de grandes rocas, que sepultaron casas. La trajedia obligó a cambiar la ubicación del pueblo a la actual zona en la cima de la montaña.. No se puede dejar de visitar el antiguo pueblo y el lavadreo que se conserva en perfecto estado.

¿Que hacer?