Huétor Vega

Los monumentos principales son la iglesia parroquial de Santa María de la Encarnación, del siglo XVI, con artesonado y campanario de estilo mudéjar y portada en mármol de Sierra Elvira, así como imágenes atribuidas a José de Mora y Pablo de Rojas. Y el Carmen de San Rafael, que fue propiedad de la familia Acosta y pertenece al Ayuntamiento desde 1982. Tiene, además de la casa, un molino de aceite, huerta, jardines, aljibe y árboles centenarios; está completamente restaurado y alberga la Casa de la Cultura y la Biblioteca Pública, conservando en su interior numerosos utensilios de la época árabe, entre ellos todo lo correspondiente al molino. Peculiaridades Son dignos de recorrer los barrios de los Corteses y los Peñones y la Cuestecilla de los Pozuelos, con arquitectura morisca y trazado urbano a base de calles intrincadas y casas encaladas con patio. Huétor-Vega es sede de dos negocios muy populares: la bodega Los Neveros, donde se elabora vino del país, y La Corría, un almacén de frutas y verduras con taberna tradicional. Para senderistas y cicloturistas se mantiene el Camino Real de los Neveros, un acceso cómodo a Sierra Nevada que mandó hacer Isabel la Católica para el acarreo de nieve a Granada y que sigue siendo paso tradicional de ganado hacia los pastos más altos.

Historia

Los primeros habitantes de lo que hoy es Huétor-Vega corresponden a la Edad del Cobre, aproximadamente hacia el año 2700 antes de Cristo. También los romanos tuvieron aquí villas y explotaciones agrícolas, aunque fueron los musulmanes quienes construyeron algunas alquerías y llamaron al lugar Hins-Watha, creando una red de acequias que en parte se mantienen ahora. Tras la expulsión de los moriscos de lo que ya se llamaba Güetor-Caxar, la zona quedó prácticamente despoblada y los campos arrasados, por lo que Felipe II la repobló y de 1572 datan los primeros Libros de Apeos. A principios del siglo XX, la revolución industrial y la línea del tranvía mejoraron la vida de los hueteños y durante los últimos cuarenta años ha crecido enormemente en población y servicios.

¿Que hacer?