Buscando la nieve

Parece un contrasentido que nuestro viaje a la Sierra parta entre una vorágine de construcciones, desarrolladas en los últimos años, que parecen desvirtuar el carácter serrano de nuestro itinerario. Nada más lejos de la realidad: nuestra sierra ofrece, ello está bien representado en nuestra segunda ruta, un espacio tan variado que es capaz de acoger, en sus partes más bajas, pueblos, históricamente así ha sido, y modernas urbanizaciones; en alturas medias, cortijos agrícolas, refugio de pastores; y, en sus cumbres más elevadas, ausencia total de núcleos de población o edificaciones, excepción hecha de los refugios de alta montaña.

Ésa es la gran riqueza de nuestra “Sierra del Sol”: su variedad de contrastes humanos, climáticos, paisajísticos, de vegetación y fauna; algo lógico si tenemos en cuenta las diferencias de altitud existentes en la misma. Los espacios menos elevados serán los elegidos por la gente para situar sus asentamientos que hoy, además de acoger a la población autóctona, a causa de la bonanza de las temperaturas diurnas veraniegas, han pasado a ser el núcleo residencial periférico más importante de la ciudad, a pesar del riesgo de desvirtuar uno de los principales objetivos de los que pensaron en la tranquilidad de vivir en un espacio rural cercano a la capital.

Nuestra ruta partirá de aquí para ir ascendiendo, sin tregua, hasta alcanzar las cumbres más altas. El camino, fácil tras la expansión del deporte del esquí en nuestra sierra, ofrecerá muchas posibilidades dependiendo de nuestros gustos o apetencias: caminos a pie; rutas en bicicleta; paseos por los pueblos, disfrutando de sus rincones, fiestas o costumbres; bellos paisajes y lugares espléndidos. Una oportunidad para disfrutar, cuando miras hacia arriba, lo que te queda por recorrer y, al volver la vista atrás, el trecho recorrido.

Comenzamos en Granada y pasando por Huetor Vega nos dirigimos a Monachil, donde cruzaremos el río y podremos disfrutar si así lo deseamos de un descanso para reponer fuerzas en alguno de los merenderos que nos iremos enconrando. Seguiremos hacia el Purche, con un elevado desnivel que nos permitirá disfrutar de maravillosas vistas, pasaremos por el Camping, donde el camino nos da un respiro con un suave descenso hasta la carretera de Sierra Nevada que seguiremos hasta llegar al Centro de Interpretación del Dornajo, donde seguiremos la antígua carretera hasta llegar a la zona de las Sabinas, pudiendo descender hacia Pradollano o continuar nuestra ruta hasta la zona de los albergues.

Mapa

 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos