Castril es un municipio situado en la parte suroccidental de la comarca de Huéscar,  su sierra fue declarada Parque Natural y se caracteriza por su espectacular relieve.

Los primeros pobladores de Castril fueron los romanos que utilizaron su famosa peña como protección para un campamento militar que luego se convertiría en villa.
En Castril existe una red de circuitos que pasa por todo su municipio, entre los que podemos destacar el circuito urbano señalizado.

Este circuito está totalmente señalizado, comienza en la Plaza del Árbol Gordo, plaza empedrada que destaca por su belleza. Seguimos hasta la Plaza del Cantón, plazoleta de origen musulmán, recorremos sus antiguas calles hasta llegar al camino de la Fábrica donde tendremos que descender hasta alcanzar la orilla del río Castril.

Atravesamos el Parque de la Arboleda Perdida donde nos encontraremos unas empinadas escaleras de la Cuesta del Río que tendremos que subir hasta llegar de nuevo al casco histórico, pasando por el Arco del Carmen llegaremos a la Plaza Hernando de Zafra. Desde ese punto pasamos por la casa de Don Hernando de Zafra, construida en el siglo XVII, rodeado de jardines y huertas.

Por último pasamos a través de pequeños callejones, como la Calle Parras y la Calle Baza para finalmente regresar de nuevo a la Plaza del Árbol Gordo, que hace referencia al viejo e importante ejemplar que cobijó hasta los años 60, hace poco fue reemplazado por un olivo, ya que este árbol está muy ligado a Castril y su industria aceitera.
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos