La Sierra de Huétor y su entorno | De Granada

La Sierra de Huétor, declarada  Parque Natural  el 18 de Julio de 1989 forma parte de las estribaciones de Sierra Nevada, siendo  frontera natural entre la Hoya de Guadix y la vega de Granada.  Limita  al  sur con Sierra Nevada, al norte con el pasillo de Iznalloz, al este con la Hoya de Guadix  y al oeste con la vega granadina. Cuenta con una superficie de 12.128 Ha. y una altitud media entre los 1.100 y los 1.900 m. Su altura máxima se localiza en el Peñón de la Cruz, con 2.027 m.  

Su población aproximada  es de 10.000 habitantes, pertenecientes a los municipios de Cogollos Vega, Beas de Granada, Huétor Santillan,Víznar, Alfacar, Nívar y Diezma. Los sistemas montañosos que se enmarcan en esta región son: Sierra de la Alfaguara, Sierra de Cogollos Vega, Sierra de Diezma, Sierra de Beas y las estribaciones de Sierra Harana.  
En el Parque se encuentran los yacimientos de los ríos Darro y Fardes, que transcurren entre encinares, arces y robles. Se complementan con una masa vegetal de abundante matorral espinoso adornado con variedades de  rosa carybifera,  rosa canina o  rosa pouzonii. Otras especies que se pueden observar en el entorno, son los quejigares (localizados en las partes más umbrías y de mayor altitud), los sabinares, rebollares, cedros del Líbano y sequoias, así como gran diversidad de pinares. Actualmente también existen grandes áreas repobladas de coníferas. Cuenta con endemismos tales como la cantaurea, la arenaria, la nébeda o la romanza. 
Aunque no de forma habitual, es posible contemplar entre su fauna, al águila real. Cuenta también con aves rapaces nocturnas y diurnas. Típica de un habitat mediterráneo, alberga jabalíes, ginetas, tejones, comadrejas, garduña, cabra montés, gato montés y zorros, entre otras especies. En lo que respecta a los insectos, existe  una amplia variedad de ejemplares, así como reptiles entre los que se encuentran víboras hocicudas, la culebra bastarda y la culebra escalera.
En cuanto a su orografía, sus composiciones calizas han dado lugar a formaciones de cuevas y abrigos de montaña que han servido a lo largo del tiempo como refugio a sus moradores. Tal es el caso de la "Cueva del Agua". La abundancia de manantiales permitió a  los árabes durante la Edad Medía llevar a cabo numerosas obras hidráulicas  para abastecer de agua tanto los campos de la comarca, como a la misma ciudad de Granada. Tenemos como ejemplo  la llamada "Fuente Grande" o "Aynadamar", de ella salían tres acequias que llegaban en sus canalizaciones hasta su famoso barrio del Albaycín.
Pero su historia se remonta al Paleolítico, contando entre su legado  yacimientos neolíticos como el encontrado en el paraje de Las Canteras (Alfacar), con hallazgos de restos antropológicos y abundante cultura material. Durante el período megalítico (3.000 a.d.C.) y en la Edad del Bronce, la cultura argárica, surgida en Almería, se extiende hacia la provincia de Granada, dando lugar a asentamientos como el de Cerro Bartolo (Huétor Vega). Los romanos  fundaron asentamientos agrícolas que exportaban sus productos por todo el Imperio. Durante la Edad Media, los árabes construyeron poblados y alquerías que llegaron a tener gran importancia como sucedió en  la localidad de  Hins Watha (Cogollos Vega), donde se edificaron unos  importantes baños árabes que en la actualidad  se presentan  en un buen estado de conservación.
 "La Atalaya" en Deifontes es otro monumento notable,  desde el  que se pueden contemplar amplias panorámicas  que permitieron, en su momento, establecer un punto estratégico de control visual para la defensa del territorio. En Viznar destacamos el famoso Palacio del Cuzco, ordenado construir por el Arzobispo Juan Manuel de Moscoso y Peralta como lugar de residencia estival, actualmente  declarado Monumento Histórico-Artístico. En la villa de Alfacar se encuentra el Parque Federico García Lorca, como homenaje al poeta granadino que fue fusilado por las tropas  fascistas de Franco durante la Guerra Civil y enterrado en una fosa común en uno de sus barrancos.
Otro episodio trágico de esa historia reciente tuvo lugar en el paraje conocido por Cerro Maullo, núcleo de resistencia republicana durante el levantamiento militar de 1936 y del  que aun quedan restos de trincheras y armamento en sus alrededores. Importante también en la historia de esta región granadina fue la actuación de Doña Berta Wilhemi, mujer notable y ejemplo de modernidad y filantropía. 
El uso continuado del suelo y de sus recursos naturales a través del tiempo ha supuesto una fuerte degradación del paisaje. La tala de árboles para explotación de la industria del carbón y un desarrollo excesivo del pastoreo, así como los reiterados incendios forestales, han supuesto una pérdida importante de su patrimonio natural. 
Su proximidad a  la capital de la provincia (Granada) y la cómoda accesibilidad que le brinda la autopista A-92 facilita el acceso masivo a sus parajes, ya que se ha constituido en un área de esparcimiento periurbana. Existen diversas zonas recreativas en las que se pueden hacer acampadas, tales como las del  Llano del Fraile,  el Llano de las Casillas, la Fuente de los Potros y la Fuente de la Teja, que cuentan con dotaciones para el esparcimiento de los visitantes. La topografía de la Sierra también permite realizar paseos a caballo o en bicicleta, así como la práctica de senderismo sin grandes dificultades. 
Entre las especialidades gastronómicas destaca la fama de su pan, reconocida en toda la provincia. Su calidad es atribuida a las propiedades de las aguas de la región. Las migas, las gachas con miel y el alimoje con bacalao forman también parte de la cocina típica de esa parte de la serranía. 
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas