Llanos de Dona-Alhama | De Granada

Llanos de Dona-Alhama

 Nos desplazaramos hasta término municipal de Alhama de Granada, principal núcleo del Poniente Granadino Sur, para disfrutar de una agradable excursión de dificultad media. Durante el recorrido de aproximadamente 15 kilómetros en los que se emplearán menos de seis de horas, podremos contemplar  bellas panorámicas de la orografía suave del entorno. Una ruta enmarcada y recomendada por los itinerarios propuestos por el área de deportes de la Diputación de Granada.

Partiremos del paraje conocido como los Llanos de Dona, junto a la “Venta de los Guerrilleros”. Un lugar frecuentado antaño por los antiguos camineros y arrieros en el que aprovechaban para descansar y reponer fuerzas en su camino hacia Alhama desde el Valle de la Axarquia y/o viceversa. 
Ya desde este punto en la distancia podremos situar  al noroeste la Sierra de Loja y en sentido contrario toda la zona denominada “El Nevazo”, y tras esta la Sierra de la Almijara con su cota más alta denominada “La Maroma” de 2.068 metros de altitud, limite con la provincia de Málaga.
Precisamente esta dirección es la que tomaremos tomando el monte como referencia para comenzar la marcha que discurrirá por una pista forestal rodeada de vegetación típicamente mediterránea. 
Sin mayor problema si hemos calentado bien antes de ponernos a caminar, tras una hora andando nos toparemos con varios viejos cortijos. El primero el de “Jurtiga” ya abandonado. Y junto a este observaremos el “Quejigo del Mono” con más de 500 años de antigüedad. 
A continuación pondremos dirección al puerto del Nevazo transitando por una zona donde abundarán los quejigos y matorrales. Nos adentraremos en el bosque que rodea la “Cañada de la Mujer” hasta alcanzar el puerto que coincide con el punto intermedio del itinerario. Será entonces a mitad de trayecto, un momento perfecto para tomar un respiro y reponer fuerzas.
Con más energías ya retomaremos nuestra ruta hasta alcanzar el río Alhama y a continuación la pantaneta. Y en consecuencia observaremos cómo cambia la flora que nos rodea. Primero olivos, almendros y cereales para más tarde vegetación típica de ribera como juncos o chopos. También será fácil encontrarnos con algunos patos muy abundantes en la zona.
Junto a la presa de la pantaneta en el margen derecho está situado el trasvase del río Alhama hasta el pantano de los Bermejales. Buscaremos el margen izquierdo del río por una verea hasta los tajos y podremos observar los antiguos lavaderos árabes, varios molinos, hasta llegar a la cuesta del Diablo por la que subiremos hasta el pueblo de Alhama. Muy aconsejable es visitar también las antiguas mazmorras árabes y disfrutar de las vistas de los tajos. Una vez lleguemos a Alhama por supuesto no se debe escapar la ocasión de dar un paseo por el casco antiguo y conocer su rico patrimonio monumental. 
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas