El recorrido que se propone cuenta con una dificultad baja. Se trata de un trayecto costero accesible, en el que se disfrutarán de unas hermosas vistas marítimas y en contacto con la flora y fauna de la zona. El tiempo estimado es de unas cinco horas de duración con un desnivel aproximado de 300 metros.

La ruta forma parte de los senderos propuestos por la Diputación de Granada y durante el mismo se visitarán varios municipios en los que se podrá tomar un tentempié o reponer fuerzas para continuar el camino. 
Partiremos desde la Rábita, desde el antiguo barrio marinero tomando una calle empinada que se eleva hasta la cota de 200 metros. Nos acompañarán en el recorrido tierras de cultivo, árboles frutales y los numerosos invernaderos que abundan en la zona. Auténticos mares de plástico que convierten al sector hortofrutícola en el principal de la economía del entorno costero tanto granadino como almeriense.
Aunque estas producciones afeen el paisaje desde el interior hasta la misma orilla del mar, las vistas del paisaje marítimo merecen y mucho la pena, y se harán aún más bellas conforme avancemos y ascendamos.
Una pista de tierra usada por los todo terrenos de los agricultores nos lleva cruzando y pasando por cortijos. La vegetación aunque bastante árida a excepción de coloridas adelfas frecuentes en las ramblas, está  salpicada por algunos algarrobos de gran envergadura y que otorgan sombra abundante a los caminantes.
A continuación volveremos a descender hasta llegar a Melicena, pueblo perteneciente a Sorvilán, conocido por el buen vino de la Contraviesa. Tomaremos la Rambla de Melicena junto a la Casa de los García Valdecasas. Un camino hormigonado entre impresionantes vistas, entre subidas y bajadas, que antes de lo que no imaginamos nos situará en Los Yesos, también anejo de Sorvilán.
El siguiente municipio, La Mamola, marcará la mitad del trayecto por lo que es aconsejable hacer un breve descanso y aprovechar para comer y disfrutar en su playa pequeña pero acogedora, de la brisa marítima.
Buscaremos tras la parada la Rambla de Cautor, la cruzaremos y a la izquierda tomaremos una pista asfaltada en su comienzo que nos dejará cerca de la torre vigía de La Mamola que nos dejará una impresionante panorámica.
A poca distancia encontraremos La Guapa y Castillo de Baños, que pertenecen junto a La Mamola a Polopos. El sendero nos conducirá hasta Castillo de Baños de Arriba y cruzando la Rambla hasta los Urgoneros, anejo de Rubite. La pista en el último tramo entre invernaderos nos acercará hasta Castell de Ferro, donde en la bajada el verdor de los pinos, el viento y la inclinación de la bajada nos ayudarán a alcanzar a nuestro destino. 
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos