Ruta por Colomera

Esta ruta posee gran interés, ya que además de disfrutar de un entorno natural magnífico, nos permite visitar algunos de los enclaves históricos más importantes de este término municipal. La ruta comienza en la parte alta del municipio, tomando un carril ascendente frente al depósito de agua, tras una pendiente elevada inicial el

sendero serpentea ascendiendo de forma suave hasta llegar al alto conocido por el Puente de los Lobos Harteros, esta ascensión nos permite disfrutar de unas vistas fantásticas y de un magnífico entorno entre pinares, muy sombreado.

Una vez concluida la ascensión, contemplaremos una panorámica espléndida del Embalse de Colomera, debemos descender hasta alcanzar el carril que se vislumbra desde el alto, en el barranco, para ello atravesaremos un tramo de monte bajo y de olivar, donde el sendero se mantiene a duras penas y es fácil de perder, en el tramo final tendremos que cruzar un olivar sin sendero. Una vez en el carril, que ha sido recientemente asfaltado, torceremos a la derecha, hasta encontrar una nueva indicación que nos guiará por un camino asfaltado en un primer tramo y después sobre tierra, este camino discurrirá prácticamente paralelo al embalse y nos conducirá a las proximidades de la pedanía del Cauro y el sendero nos llevará hasta la fuente del mismo nombre en la que podremos descansar. La ruta nos guiará hacia la presa del embalse que cruzaremos, es muy interesante acercarnos a los lados y mirar, apenas dejemos la presa torceremos a la izquierda y continuaremos un trozo vadeando la orilla del embalse por un camino que nos llevará hasta la carretera que atravesaremos para continuar la ruta, desde este punto el camino no tiene dificultad hasta que nos acercamos al Cementerio Visigodo, que bien vale una parada para admirarlo, tras esta parada el seguir el sendero se hace dificultoso, ya que los cultivos se han comido el camino original y hay unos 150 metros en los que  deberemos caminar a través de un olivar y así  hasta llegar al camino que nos conducirá paralelos a un barranco muy encajado que lleva agua en contadas ocasiones, y cuando esto sucede origina una cascada de gran belleza. Continuaremos hasta alcanzar la carretera y a partir de aquí nos encaminaremos a la izquierda hasta llegar al Puente Romano, junto al cual hay un molino muy interesante, este tramo lo haremos con cuidado, ya que la carretera tiene tránsito, cruzaremos el puente y subiremos por el carril que nos dejará en la parte baja del pueblo, en la zona conocida como las Eras, junto a las escuelas.

 

Distancia: 13 km

Dificultad: baja 
 
Medios recomendados para su realización: a pié
 
Época del año propicia: todas
 
Descripción: circular

¿Que hacer?

Rutas Nuevas