Ruta por el patrimonio cristiano del Albaycín | De Granada

Conoce parte del patrimonio cristiano de la archidiócesis de Granada a través de sus templos. Rememora la entrada del cristianismo tras la época musulmana a través de sus iglesias y monasterios, a la vez que conoces el patrimonio artístico de las hermandades que tienen como sede dichos templos.

Iglesia de Santa Ana: La iglesia de Santa Ana, levantada a partir de 1537 sobre la antigua mezquita Almanzora, es uno de los más destacados templos del mudéjar granadino.  Este valor modélico se debe a múltiples factores: los elementos técnicos, como el ladrillo y las excelentes armaduras de madera; la regularización de su planta, de una sola nave, con capillas entre contrafuertes y presbiterio de gran desarrollo; la riqueza de su patrimonio artístico; y, en suma, el impacto visual y urbano de su exterior, gracias a la más bella torre mudéjar de la ciudad y la portada renacentista trazada por Sebastián de Alcántara, discípulo de Diego de Siloe.

Iglesia de San Pedro: Levantada en fecha más tardía (segunda mitad del siglo XVI) que el resto de iglesias mudéjares del Albaicín, nos ofrece, por esta razón, el más acabado ejemplo de fusión entre la tradición constructiva mudéjar, apreciable en las armaduras que cubren su única y amplia nave central, así como el crucero en la mayoría de las capillas, y los nuevos postulados renacentistas, especialmente visibles en sus dos portadas exteriores, todo ello magnificado por su privilegiado emplazamiento a los pies de la Alhambra.
 
Iglesia de San Juan de los Reyes: Erigida en 1520 según un plan góticomudéjar, apreciable en sus armaduras y arcos apuntados, ha experimentado muchas transformaciones a lo largo de su historia. Posee un enorme valor cultural por haber sido el primer espacio consagrado como iglesia por los Reyes Católicos, en la que hasta 1492 había sido mezquita de los conversos cristianos, y por conservar restos notables del alminar almohade de la misma, con decoración y estructura semejantes a la Giralda, lo que constituye un hecho excepcional en la ciudad. 
 
Monasterio de la Concepción: Erigido en 1523 y enclavado en el barrio nobiliario de los Axares. Ejemplo muy relevante de la primera etapa de cristianización de la ciudad tras la conquista, conformado por la incorporación de construcciones y espacios preexistentes cuyo resultado es un edificio complejo con elementos arquitectónicos y decorativos muy diversos entre los que destaca la conservación de un patio morisco. 
 
Iglesia de San José: Construida en 1525 sobre la mezquita al-murabitin (de los morabitos o ermitaños) según un sobrio plan gótico-mudéjar del que destacan los arcos diafragma sobre los que apoya la armadura de su única nave, constituye una iglesia de singular relevancia por acoger excepcionales obras de arte procedentes de iglesias del Albaicín cerradas al culto: retablos, pinturas y esculturas de lo más representativo del renacimiento y barroco granadino. 
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas