Sendero Tímar-Lobras

La ruta que describimos a continuación es un camino tradicional que durante siglos ha servido para unir a las gentes de las localidades de Tímar y Lobras. Y a pesar del tiempo transcurrido continúa siendo el trayecto más corto y accesible para llegar a pie entre ambos núcleos de población.
Durante el mismo recorremos unos 2,4 km aproximadamente, lo cual nos tomará unos 40 minutos en un paseo agradable y con dificultad baja. Por ello y por el valor histórico del entorno que recorreremos, es una propuesta perfecta para disfrutar en familia del deporte, la cultura y la naturaleza.
El itinerario es de tipo lineal y a lo largo del mismo encontraremos señales blancas y verdes que marcan en todo momento este sendero local. Durante la mayor parte del mismo transitaremos junto a la Acequia Tímar-Lobras, o también llamada de los Castaños, por la cantidad de estos árboles que se encontraban a su alrededor hasta que la zona sufrió un incendio. 
La Acequia de Tímar-Lobras fue un recurso hídrico utilizado durante años para llevar el agua durante la época estival a los campos de labor. Desde 2007 posee la declaración de Bien de Interés Cultural con la categoría de Sitio Histórico con el objetivo de proteger sus valores histórico, etnológico y natural.
También son destacables las vistas panorámicas que encontraremos al pueblo de Nieles, Juviles, al cementerio de Tímar, el Peñón Hundido y una Era, que también goza de la catalogación de Bien de Interés Cultural.
Partiremos desde la zona norte de Lobras, y pasaremos como referencia por la fuente del lavadero y unas balsas hasta abandonar el pueblo. El asfalto dejará paso a la tierra de una vereda que sale a la izquierda entre encinas, almendros y fresnos. Así como también nos acompañarán conforme avance el paseo, las especies vegetales típicas del monte bajo, y plantas aromáticas.
Siguiendo la acequia de los Castaños en un ambiente de rivera junto al Barranco de Tímar entre álamos y fresnos, nos iremos acercando al pueblo que veremos frente a nosotros rodeado de zonas de huertos aterrazados.
 Al llegar al barranco lo cruzaremos para continuar hacia delante y dejando atrás un desvío hacia Nieles, hasta alcanzar la era del Albercón, un paraje cercano a las ruinas de la minas de mercurio. Por último, un camino a la derecha nos indicará el tramo final de la carretera hacia el cementerio y que nos llevará directamente al pueblo.  
Una vez que llegados a nuestro destino, recomendamos conocer el pueblo de Tímar. Una pequeña localidad con encanto que invita a pasear por sus calles, a admirar sus arcos árabes o conocer la la tradición artesanal de los telares.
 
 
(Fuente www.lobras.es)
 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos