El convento de Santo Domingo de Baza fue fundado en 1553. Su iglesia se construyó entre 1608 y 1617. Tras la desamortización del XIX pasó a manos privadas, sufriendo importantes transformaciones.

 

Del convento destaca especialmente su claustro con dos órdenes de arcadas sobre columnas toscanas de mármol. La iglesia se encuentra muy transformada y en parte destruida. De ella se conserva un espacio cupulado con linterna aprovechado por la escalera de acceso a una vivienda y la cabecera con el coro y la sacristía. Posee una interesante portada columnada con doble hornacina. 

 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos