Ermita de Dílar

La Ermita de Nuestra Señora de las Nieves de Dílar, cuyo camino, aparte de que hay letreros, nos indicará cualquier vecino del lugar. Ya se hablaba de ella, y de su actual emplazamiento, en un interrogatorio realizado, entre los años 1790 y 1795, al cura párroco de la localidad, aunque sea la cuarta de las que se construyeron bajo esta advocación: la primera, en 1718, en los Tajos de la Virgen; la segunda, en 1724, cerca de la Laguna de las Yeguas; una más, en 1745, en el Picón del Savial, la Ermita Vieja, de la que se conservan los cimientos junto a la casa forestal; y, en 1796, la que tenemos frente a nosotros, que, con planta de cruz griega y cúpula semiesférica central, presenta gracioso juego de tejados y portada y cornisa pintados de color anaranjado de influencia sevillana.

 

En su interior se encuentra la imagen actual de la virgen –la primera está en la iglesia- que está aquí todo el año hasta que, en la madrugada del 15 de Agosto, es bajada al pueblo donde es procesionada. Antiguamente, la gente empezaba a llegar, en romería, el día 12, y hacía camas con la paja de los rastrojos para dormir los mayores, mientras los niños dormían dentro de la ermita.

 

¿Que hacer?