Iglesia Aldeire

En la Plaza de la Constitución de Aldeire se encuentra la iglesia parroquial. Ésta experimentó las vicisitudes generales de todo el marquesado: existencia de la mezquita hasta la Conversión de 1500, aprovechamiento posterior de ésta, tras purificación, para el culto cristiano. Después, demolición de la fábrica de la mezquita para, sobre su solar o cerca, levantar el correspondiente templo a la usanza de la época.

 

Para el año 1560 sabemos, siguiendo al profesor Asenjo Sedano, que se trabajaba en el nuevo templo. Por el Apeo de 1571 conocemos que la iglesia quedó destruida en la guerra de los moriscos. Posteriormente se debió proceder a su reconstrucción, teniendo noticias de la misma en 1642, año en el que se pagan 14.000 maravedís al albañil Domingo Martínez, de Guadix, y así hasta el siglo XVIII en que sería rematada.

 

La planta es de cruz latina, de concepción mudéjar para acabar en renacentista. La nave única central se cubre con artesón, sin tirantas que debe corresponder al XVI. La unión entre la nave mudéjar y la cúpula barroca del presbiterio se hace a través de tres arcos ochavados. Tiene dos portadas, una al pie del eje principal, y otra lateral, al lado del evangelio. Ambas con ladrillo y labores renacentistas: dobles pilastras, sin capiteles, segundo cuerpo adintelado con hornacina, sin santo actualmente.

 

La torre es de base cuadrada, con dos cuerpos, el segundo achaflanado en sus aristas y rematado por una cúpula sin tejas. Los restos del baño están junto al lecho del río, por la calle del Rastro. Sigue los esquemas de los baños rurales del Marquesado, salas paralelas y bóvedas de medio cañón de lajas de pizarra o de ladrillo. Solamente se conservan la sala caliente, la templada, las dos pilas de inmersión y un arco que da acceso al horno.

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos