Puerta de Siete Suelos

En el paño de la muralla meridional de la Alhambra abrió Yusuf I (1325-1354) la puerta de Siete Suelos, que en árabe era conocida como bab al-Gudur o puerta de los Pozos, que daba acceso a este barrio artesano. En esta zona del Secano hay precisamente muchos pozos que se pueden localizar entre la vegetación del jardín nuevo que hizo Torres Balbás y en el palacio del Almotacén.

 

Es una puerta en recodo cobijada dentro de una torre en forma de U, construcción típica de ese sultán con dos torres salientes que defienden la puerta, como en la puerta de la Justicia o Explanada o en la torre Quebrada. Un gran cubo de artillería, de dos plantas, la protege en el siglo XVI, pero la tapa de tal forma que camufla su imponente grandiosidad. La puerta fue destruida, como todo este paño de muralla meridional, en la etapa francesa, en 1812, y reconstruida por Francisco Prieto-Moreno en las décadas de 1950 y 1960. Se reconstruyeron parte de las bóvedas y toda la portada exterior, de la que quedan restos originales en el almacén del Museo de la Alhambra y fueron estudiados por Basilio Pavón Maldonado. También se elevaron las torres laterales.

 

La puerta de Siete Suelos y un postigo camuflado entre esta torre y la de Baltasar de la Cruz fue probablemente el utilizado por las tropas cristianas para hacer la primera toma de la Alhambra en la madrugada del 2 de Enero de 1492 por los que nosotros lo llamamos el “postigo de la Traición”, y poco más tarde la entrada del conde de Tendilla con el grueso de la tropa. La entrega oficial se hace al mediodía en la explanada delante de la rábita de la ermita de San Sebastián con los Reyes Católicos y Boabdil como protagonistas.

 

¿Que hacer?

Rutas Nuevas

Agroturismo

Descubre las experiencias rurales más auténticas y los mejores productos artesanos