Restaurante La Pulga

Abierto en noviembre del 2009 y situado en la Avenida de Los Andaluces, junto a la estación del ferrocarril, se presenta como un reclamo para paladares que optan por lo tradicional y la esencia de la tierra granadina. Con una filosofía familiar que viene de lejos, allá por 1961, su propietario, David Villafranca, perteneciente a la tercera generación, hombre campechano y muy cordial ha querido continuar con la cocina de sus predecesores con el objetivo de aportar los sabores típicamente de antaño con platos que bien pudieran ser receta de abuela. Los productos frescos y de calidad son su materia prima. Entre sus especialidades destaca el Bacalao Alhambra corporizado por cebolla caramelizada y Pedro Jiménez o a la muselina de ajo. En cuanto a las carnes, el choto, codillo o rabo de Toro son delicias preparadas con el máximo mimo. En el marco del tapeo, su variedad se pone de manifiesto. Las migas, los callos con garbanzos, el chorizo a la sidra o unas exquisitas papas alioli, son delicias que no pueden ser rechazadas. Sus desayunos también son una de sus armas de conquista. Y es que muy pocos pueden presumir de surtir con tostadas de bacalao, queso fresco con salmón o lomo con manteca, cuando todavía las farolas iluminan las aceras. Impoluto en sus entrañas, con un servicio cercano, y una carta que ofrece selecta calidad sin rasgar el bolsillo, La Pulga tiene todos los atributos para deleitar con su buen hacer entre fogones para con autóctonos y foráneos.

Abierto en noviembre del 2009 y situado en la Avenida de Los Andaluces, junto a la estación del ferrocarril, se presenta como un reclamo para paladares que optan por lo tradicional y la esencia de la tierra granadina. Con una filosofía familiar que viene de lejos, allá por 1961, su propietario, David Villafranca, perteneciente a la tercera generación, hombre campechano y muy cordial ha querido continuar con la cocina de sus predecesores con el objetivo de aportar los sabores típicamente de antaño con platos que bien pudieran ser receta de abuela. Los productos frescos y de calidad son su materia prima. Entre sus especialidades destaca el Bacalao Alhambra corporizado por cebolla caramelizada y Pedro Jiménez o a la muselina de ajo. En cuanto a las carnes, el choto, codillo o rabo de Toro son delicias preparadas con el máximo mimo. En el marco del tapeo, su variedad se pone de manifiesto. Las migas, los callos con garbanzos, el chorizo a la sidra o unas exquisitas papas alioli, son delicias que no pueden ser rechazadas. Sus desayunos también son una de sus armas de conquista. Y es que muy pocos pueden presumir de surtir con tostadas de bacalao, queso fresco con salmón o lomo con manteca, cuando todavía las farolas iluminan las aceras. Impoluto en sus entrañas, con un servicio cercano, y una carta que ofrece selecta calidad sin rasgar el bolsillo, La Pulga tiene todos los atributos para deleitar con su buen hacer entre fogones para con autóctonos y foráneos.

Cocina siempre abierta

Abierto de lunes a sábado, su cocina siempre está abierta al servicio del cliente, bien en su recetario de tapas o a la carta. Disfrutar de una velada en este céntrico restaurante del buen comer se asienta como una elección acertada. Decorado con un fino toque barroco pero sin perder la esencia moderna, el comensal se sentirá como en casa. Sin duda, una de las revelaciones de la temporada que no tardando mucho se convertirá en un demandado enclave.

Abierto de lunes a sábado, su cocina siempre está abierta al servicio del cliente, bien en su recetario de tapas o a la carta. Disfrutar de una velada en este céntrico restaurante del buen comer se asienta como una elección acertada. Decorado con un fino toque barroco pero sin perder la esencia moderna, el comensal se sentirá como en casa. Sin duda, una de las revelaciones de la temporada que no tardando mucho se convertirá en un demandado enclave.

Dirección

Avenida de los Andaluces 6, Granada
Tel: 958 800 646 y 661 954 689

¿Que hacer?

Rutas Nuevas