Torre de la Vela

La torre de la Vela tiene cuatro plantas más la terraza: una mazmorra subterránea y tres pisos. Es la torre de mayor envergadura, y la más occidental de la Alcazaba por lo que sirve además como atalaya del Albayzín, de la medina y de toda la Vega (al-Fahs).

 

Desde el jardín de los Adarves esta torre tiene entrada por la llamada torre de la Pólvora a cuya entrada, se colocó el famoso y repetido poema de Francisco A. de Icaza que dice:

 

“Dale limosna mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

 

Probablemente en esta torre, por su posición saliente en la colina, se colocaran los estandartes y las banderas del poder nazarí. La bandera nazarí era roja. La bandera del califato omeya era blanca, y la del califato abbasí negra. En la entrega de la Alhambra, producida en la madrugada del 2 de Enero de 1492, el conde de Tendilla colocó allí los estandartes para que se vieran desde todos lados: “… el conde de Tendilla y el de Cifuentes y los otros capitanes de las guardas llegaron al Alhanbra y subieron la cruz y los pendones a una torre muy alta do se vían bien asy de la çibdad como del campo…”.

 

Hasta hace algunos años desde la campana de la torre de la Vela se daban los toques para los cambios de turnos en los riegos de los pagos de la Vega.

 

Hay una costumbre todos los 2 de Enero por la que las mujeres casaderas tocan la campana de la torre de la Vela, y según la tradición se casan ese año.

¿Que hacer?

Rutas Nuevas